El Mercado Hidalgo anteriormente fue conocido en la década de los años 20´s como Aquiles Serdán. Y anterior a esto como Joaquín Obregón González, gobernador  del municipio de Irapuato.

A finales del Siglo XIX se decide establecer en Irapuato un pequeño  mercado con la finalidad de dar una mejoría al entorno urbanístico, en los terrenos de la antigua cárcel.

Dicho mercado fue nombrado en honor de  Joaquín Obregón González,  quien fungía como  gobernador en ese entonces. El recinto se construyó alrededor de  la fuente de bronce conocida como  «La Florentina» o «Fuente de los Delfines»  la cual fue regalada por el emperador  Maximiliano de Habsburgo, en la plaza conocida como La Tanda ahora Miguel Hidalgo.

Al estallar la Revolución Mexicana “sufre un cambio” de nombre y lo llaman Aquiles Serdán, nombre que perduró hasta los años 60´s; cuando un incendio afectó gran parte del mercado, teniendo éste que ser demolido.

Es en 1964 cuando se edifica el nuevo mercado, conocido como Mercado Miguel Hidalgo, a un costado de la plazuela con el mismo nombre (la cual fue construida en los terrenos del antiguo mercado). Siendo «La Florentina» removida y ubicada en la actual Plaza Madero.